Ep. 65 – Comienzo de un Nuevo Año y Nuevas Oportunidades

Cuando comenzamos un nuevo año tenemos las mejores intenciones para hacer todo desde cero, ser un poco más arriesgados en nuestras decisiones y atrevernos a hacer más de lo que hemos hecho… ¡pero! Nos pasa algo diferente a lo que teníamos planificado y ¡BOOM! Se nos va al suelo el boost de energía que nos había proporcionado el año nuevo. Este y todos los años que logremos comenzar, no van a ser exactamente como lo teníamos planeado o como queremos hacer las cosas. Tenemos que ser flexibles, tenemos que aceptar que no todo saldrá como queremos y tener un margen de error para poder movernos en ese % imperfecto.

Por esta razón es que debemos planificarnos, para que cuando lleguen esos momentos de desanimo o desenfoque tengamos una guía que nos ayude alinear nuestros pensamientos.

Por eso es importante tener nuestras metas escritas y visibles en un lugar que frecuentemos constantemente para poder refrescar todos los días lo que queremos hacer para nuestro futuro.

¿Cómo haces una meta, ya sea financiera o personal?

Utiliza el método S.M.A.R.T.: Esto es un método en inglés que traducido al español, diría inteligente. Funciona de esta forma,  todas nuestras metas deben tener lo siguiente:

S – Sostenible: Tienes que ser específica. ¿Qué quieres? ¿Cómo lo vas a conseguir? ¿Cómo lo vas a hacer? Entre más detalles tengas mejor para ti, porque este será el primer lugar donde vas a revisar cuando pierdas el enfoque. Por ejemplo, decir ¡quiero ahorrar! Esto no es una meta razonable, porque es muy general. TODOS QUEREMOS AHORRAR. Pero siendo específicos (otro ejemplo). ¡Quiero ahorrar $2mil dólares en los próximos 6 meses, y voy a sacar $300 de mi ingreso para lograrlo! Este dinero lo voy a utilizar para irme de viaje a Europa en diciembre 2021. Entre más específico seas, mejor será, porque cuando se te olvide la meta, o para lo que estabas ahorrando, miras esto y tomas nuevamente las riendas del propósito de ahorro.

M –Medible: Tu meta debe ser medible. Utilizando el ejemplo anterior, de ahorrar para el viaje, puedes escribir en tu lista de metas que cada 2 semanas estarás revisando cuánto dinero tienes ahorrado y sacarás cuenta de cuánto te falta para alcanzar tu meta.

A –Alcanzable: Tu meta debe ser alcanzable para que precisamente puedas alcanzarla. Siguiendo con el mismo ejemplo del viaje, si dudas que puedas lograr esta meta o hay algo dentro de ti, que sabe que es casi imposible alcanzarla, porque no pudieras ahorrar  esta cantidad de dinero para irte a Europa y quizás sea una meta a largo plazo, pues busca un lugar donde sea accesible para ti en cuanto a precios y deja ese que sueñas por hacer para una meta a largo plazo.

R- Realista: Aprende a ser realista contigo misma, si quieres irte de viaje para Europa para vacacionar por un mes allá, y eres un empleado de una compañía. Sabes que esto no es realista por tu situación actual. Por otro lado, si no tienes dinero suficiente para ahorrar esa cantidad de dinero porque tus ingresos están comprometidos, pues nuevamente estas lejos de tu realidad. Si actualmente, tu situación financiera te permite viajar para países cerca de donde vives, pues acércate a esa realidad y de acuerdo, a tus posibilidades.

T- Tiempo: Para poder lograr tus metas financieras o personales, debes tener una fecha de inicio y de final. Por ejemplo, si vas ahorrar los $2mil dólares para el viaje, necesitas saber cuándo comenzar y cuando ya debes tenerlo. Esa fecha de expiración te servirá para estar disciplinada y hacer lo que tienes hacer sin perder el tiempo en otras cosas.

Si necesitas ayuda con tus metas para el 2021, puedes conseguir más información aquí, estos documentos te van ayudar a organizarte.

Add A Comment